CORTE Y CONFECCIÓN

Un puzzle es como un traje y, como todo traje que se precie, sigue un patrón y debe llevar sus correspondientes cremalleras para unir las diferentes partes de dicho patrón.

En puzzles que superan un número determinado de piezas (normalmente 1.000 pero depende de cada marca y tipo de puzzle) es bastante complejo fabricarlos con un troquelado único por lo que siguen un patrón. Éste se puede definir como el conjunto de piezas que se repite dos o más veces de manera idéntica (en disposición y forma) que separa el puzzle en diversas “planchas”.

3000 Vida 0

Plancha del puzzle “Vida” (Educa, 2017) de 3.000 piezas, cada una tiene 1000 piezas

La presencia de estas planchas de patrón permite el uso de la técnica del patronaje (descrita en el artículo “¿Sabes leer un puzzle?”) y sirven de ayuda para las partes que son muy monótonas. En ciertas ocasiones estos patrones están girados 180º como sucede en Vida Salvaje (33.600 piezas, Educa 2014).

33600Educa#16066 (3)

Cada plancha está delimitada por una hilera de piezas que junto a la hilera de la plancha adyacente conforman las denominadas cremalleras, que están constituidas por piezas que se diferencian del resto en, al menos, una de sus cabezas o entrantes. Alejandro Darias escribe en su libro “La fiesta del puzzle” que estas piezas:

No son clasificables dentro de las famosas “embarazadas” o las de lados quebrados o enteramente curvos. Esas piezas tratan de pasar más desapercibidas que las anteriores (unas exhibicionistas de pro), pero no lo logran por completo”.

 

Detalle de las cremalleras del puzzle de 3.000 piezas “Vida” (Educa, 2017)

Es importante no confundir el concepto de cremallera con la división en bolsas de los puzzles grandes, ya que cada bolsa abarca varias planchas de patrón con sus correspondientes cremalleras (la mitad de la cremallera es como si fuera el borde de cada “minipuzzle”).

patron-f

Plancha del puzzle “Vida” (Educa, 2007) de 24.000 piezas formada por 37 columnas y 27 filas (cada bolsa de 6.000 piezas está formada por 6 planchas de 1.000 piezas).

La tarea de identificar las piezas que constituyen una cremallera no es fácil y requiere de cierta experiencia, a menudo se confunde con otras características del puzzle que no tienen nada que ver con que sea una cremallera como, por ejemplo, cuando existe un desplazamiento entre hileras de puzzles ya que no tiene por qué ser obligatoriamente la cremallera. En la siguiente fotografía se muestra una plancha del Vida de 24.000 piezas donde se aprecia una hilera desplazada que NO es la cremallera.

escalonamiento copia

Plancha del puzzle “Vida” (Educa, 2007) de 24.000 piezas formada por 37 columnas y 27 filas (cada bolsa de 6.000 piezas está formada por 6 planchas de 1.000 piezas).

En otras ocasiones las piezas que integran la cremallera son muy parecidas al resto y es muy complicado distinguirlas de las demás como ocurre habitualmente en los puzzles de la marca Heye.

4000 Opus 2 4 copia

Vista de la única cremallera vertical y de una “falsa cremallera” del puzzle “Historia Cómica (Opus 2)” de 4.000 piezas (Heye, 2009) que está formado por dos planchas de 2.000

Detalle de la cremallera del puzzle “Historia Cómica (Opus 2)” de 4.000 piezas (Heye, 2009)

¿CÓMO IDENTIFICAR UNA CREMALLERA?

Para identificar las piezas de una cremallera hay que tener en cuenta que existen multitud de tipos de cremalleras siendo las más habituales las que presentan los siguientes rasgos (pudiendo presentarse solo uno de ellos o combinarse entre sí):

  • Cabezas y/o entrantes diferentes al resto, bien porque sean más grandes o más pequeños, porque presenten aristas con una geometría más angulosa (característica muy típica en Educa, por ejemplo, en Vida de 24.000 y en La vuelta al mundo de 42.000) o sean completamente redondeadas o porque están desplazadas respecto al eje de la pieza.
  • Desplazamiento de una hilera respecto de la adyacente que normalmente se mantiene en toda la plancha.
  • Secuencia de piezas constante “entrante-saliente-entrante-saliente” (muy típico en Ravensburger, por ejemplo, en Doble Retrospectiva de 32.000).

patron-c

Cabezas pequeñas y angulosas [Vida de 24.000 piezas (Educa, 2007)]

32000 Doble 3

Cabezas redondeadas con alternancia de entrante-saliente-entrante-saliente [Doble Retrospectiva de 32.000 piezas (Ravensburger, 2010)]

3000 Estudio de arte 2

Cabezas desplazadas del eje [Estudio de arte de Picasso de 3.000 piezas (Educa, 2013)]

4000 Opus 1 1

4000 Opus 1 2

Hilera desplazada [Historia Comica (Opus 1) de 4.000 piezas (Heye, 2009)]

¿PARA QUÉ SIRVE IDENTIFICAR LAS CREMALLERAS?

Como ya se ha indicado, sabiendo dónde están las cremalleras podemos usar la técnica del patronaje pero también sirve para poder sectorizar el puzzle y de esa forma agilizar el montaje ya que es como realizar varios “minipuzzles”. También sirve para identificar rápidamente piezas que están puestas en un sitio equivocado y encontrar en otra parte del puzzle la verdadera pieza sin volverte loco.

3000 Vida 13000 Vida 2

Cremalleras “abiertas” (arriba) y “cerradas” (abajo) [3.000 Vida (Educa, 2017)]

Otra gran utilidad es que nos puede servir para poder realizar puzzles grandes en espacios reducidos porque permite disponerlos en planchas de pocas piezas que se pueden ir apilando verticalmente y de esa manera contrarrestar la falta de espacio horizontal (esto es ideal para la gente que vive en casas normales y no en mansiones).

Comparar

Montaje del 32.000 Doble Retrospectiva (Ravensburger, 2010) mediante la separación por planchas con el mismo patrón permitiendo montarlo en un espacio relativamente reducido

32000 Doble 132000 Doble 5

Unión por las cremalleras del 32.000 Doble Retrospectiva (Ravensburger, 2010) 

Los diversos fabricantes suelen hacer los patrones cada 1000 piezas más o menos. Este número varía según las marcas pero también dentro una misma marca depende tanto del número como del formato, por ejemplo, en los Educa “normales” aparecen cremalleras a partir de las 1500 piezas, sin embargo, en los “panorama” de 1.000 ya hay una cremallera.

PROBLEMAS QUE PUEDES ENCONTRAR EN LAS CREMALLERAS

No podemos terminar sin citar los problemas derivados de la existencia de las cremalleras, a veces se encuentran tan desplazadas que dicho desplazamiento provoca que las piezas sean realmente frágiles pudiendo llegar a romperse (relativamente habitual en la marca Heye); sin embargo, mantienen perfectamente la continuidad del dibujo (cosa que no sucede en muchos de los grandes de Ravensburger). Otro defecto que puede encontrarse es que las tonalidades de los colores cambien muchísimo de una plancha a otra.

4000 Opus 1 3

Piezas deterioradas (parte inferior derecha) por el gran desplazamiento de la cremallera [4.000 Historia Cómica (Opus 1) (Heye, 2009)]

A pesar de haber citado como ejemplo algunas marcas, no puede llevarnos a engaño y “criminalizarlas” porque estos problemas se presentan prácticamente en todas las marcas y la calidad varía muchísimo según el número de piezas e incluso en los mismos puzzles fabricados en distintos lotes.

Como conclusión decir que todos estos defectos de ensamblaje producidos por la presencia de las cremalleras surgen como consecuencia de que la fabricación de los puzzles no deja de ser un trabajo de corte y confección.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s